Ecoterapia

Se está haciendo un hueco aunque no tiene padrinos. El término es suficiente por si mismo para intuir de qué estamos hablando. No es una disciplina de ninguna escuela de conocimiento, aunque también he oído hablar de ecopsicología (su hermana ortodoxa).

En unos tiempos en que hemos pasado de ignorar los problemas medioambientales a comprender que la humanidad(que no la naturaleza) se encuentra en un proceso de máxima urgencia, aparece una nueva manera de mirar a lo natural. No solo desde el deleite que nos produce acercarnos al campo, ni siquiera desde los posibles beneficios físicos que reporta practicar deportes al aire libre. La eco-terápia incluye estos supuestos y amplía la visión a un elenco más ambicioso de posibilidades.

Existen estudios que aseguran que la sola visión de paisajes naturales induce estados de relajación, liberación de estrés y mejora del sistema inmune. En cierto hospital concluyeron que los pacientes que estaban en recuperación en habitaciones con vistas al parque mejoraban con mayor celeridad que los que lo hacían en habitaciones que daban a un patio interior. Del mismo modo el simple hecho de observar durante unos minutos unas proyecciones con imágenes de entornos naturales produce los mismos efectos. También escuchar música de relajación en la que se escuchen pájaros, agua, viento, lluvia.

Si esto ocurre solo con mirar o escuchar, si la sola activación de uno o dos sentidos con estímulos artificiales ya produce un estado de bienestar generalizado, ¿qué puede ocurrir cuando la inmersión es real, acercándonos a un entorno natural, y total, utilizando los 5 sentidos?

Hay muchas maneras de acercarse a la naturaleza, muchos niveles de profundización, pero todos en mayor o menor medida producen beneficios demostrables.

La ecoterápia la podríamos definir como la participación consciente de la naturaleza en el proceso de mejora de la salud de un individuo.

Pongamos que hay niveles.

-En un nivel primario pondríamos el ejemplo anterior, donde la sola visión o audición de estímulos naturales basta para mejorar el estado de ánimo.

-Un nivel secundario sería aquel en que nos acercamos a la naturaleza porque intuimos cierto bienestar, ya sea un domingo en un merendero con la familia, o haciendo running por la sierra. En ambos casos el entorno natural se muestra como un escenario idóneo para satisfacer nuestras necesidades (relacionales, deportivas, de esparcimiento…). Sabemos internamente que el campo nos sienta bien, pero tampoco le damos mayor importancia.

Voy a proponer dos niveles más:

-Nivel tres: entramos en él cuando nos acercamos al campo para recibir al máximo sus beneficios. Si, la naturaleza tiene un poder curativo que se acrecienta según la actitud y actividades que practiquemos. Para disfrutar de este nivel es necesario poner en marcha unos sencillos pasos y técnicas basadas en lo que se conoce como atención plena y conciencia corporal. Detener la mente, focalizar y dirigir dicha atención al entorno de manera selectiva es clave para acceder a dicho nivel. El silencio es otra de las herramientas pues parar el parloteo mental se hace necesario, diría imprescindible, para ello. Ahondaré en estas técnicas en futuras publicaciones.

-Nivel cuatro: Del tercer nivel en que aprovechamos todos los beneficios para la salud, podemos pasar a un cuarto en el que basicamente haremos un feedback con el entorno en el que, de la misma manera en que nosotrxs nos beneficiamos de ella, ella se beneficie de nosotrxs. En este cuarto nivel todos los beneficios que obtenemos se los devolvemos en una especie de espiral, o danza, de manera en que todxs salimos ganando. Este nivel nos lleva a una nueva cota de comunicación con la Tierra y los seres que la habitan donde la intuición, la imaginación y los sueños tienen juegan a favor de ambas partes. Si, también hablaré de ellos en breve. Si te ha gustado, deja un comentario. Un abrazo de colores.

Oscar Espadero Blanco- Natíbera.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba